lunes, 26 de octubre de 2009

TEMPORADA 2009: LOS CINCO GRANDES BORRONES / Por Ricardo Díaz Manresa

- LAS VENTAS: PRIMER BORRÓN -

Los cinco grandes borrones
Por Ricardo Díaz-Manresa
Avance Taurino.com
26/10/2009

Mala temporada la del 2009 por la crisis económica y, sobre todo, por la crisis artística. Las cinco grandes del circuito fueron un fiasco y emborronaron el panorama. Encima, las plazas de tercera redujeron drásticamente el número de festejos.
La temporada no ha sido buena. Todos están de acuerdo. Faltó público, aunque las grandes del primer circuito se defendieron bien. Hubo muchos menos festejos, sobre todo plazas de tercera, con los ayuntamientos negando subvenciones por la crisis. Sobraron, en consecuencia, muchos toros, que ya están ahí para el año próximo siempre que no pasen de la fecha de caducidad.
Año difícil, sí, pero una cosa son las contrariedades derivadas del agujero económico que padecemos y otra –que no tiene nada que ver- los resultados artísticos. Los toros –que supongo no estaban avisados de la crisis- no embistieron en general, tuvieron poca fuerza, no dieron opción al lucimiento, dejaron que se abrieran sus pitones como floreros (que ya saben lo que significa) y los toreros, ante este panorama, no pudieron sobresalir como otras temporadas.
En el 2008 hubo dos gallitos : Perera, por su impresionante y completa temporada, y José Tomás, por sus habladas dos tardes de Madrid.
Este año siempre se puede buscar a alguien pero no hay triunfador claro. Ni muchos aficionados ni yo lo vemos.Se dice pronto y no sé cuántas veces ha sucedido antes, pero tenemos cinco grandes borrones, que coinciden desgraciadamente con las cinco más destacadas ferias del gran circuito : Sevilla, Madrid, Pamplona, Bilbao y Zaragoza.
Sevilla se presentó con sus nuevos tendidos cubiertos, que eran las gradas de siempre, y accedió a la megafonía, sustituyendo a la pizarra y la tiza, que levantaban vergüenza ajena, pero después, globalmente, no se distinguió por su buen nivel.
Los toros de las ganaderías fracasadas de siempre, carteles flojos en días claves de farolillos, figuras sin suerte ante toros que no podían darla y, en general, panorama para llorar.
Lo de Madrid está cantado. Taurodelta ofrece un guiso podrido y el resultado es de un bostezo generalizado. Se cargan a la afición y se quedan tan panchos.
Lo de San Isidro, bodrio insoportable, atenuado por la del Aniversario, con más miga al venir las figuras que nos dan con cuentagotas en el abono cautivo. Llevamos así muchos años y todos tragan. Y tenemos los mismos tendidos incómodos y las ratoneras –peligrosas- de gradas y andanadas.
San Fermín depende de la suerte. Los carteles en su línea, mitad malos y mitad buenos. Toros grandes para toreros chicos y, cuando llegan los grandes de a pie, los toros son más chicos que los de los otros. Los encierros salvan siempre la cara.Este año no hubo feeling y la mayor parte de los días aburrimiento, triunfos aislados aparte, que no contribuyen a un alto nivel. Incluso se habló de dos corridas afeitadas, pero aquí todos tapan. Tienen una gran manta que nos llena de enfado y de bochorno.
Bilbao estaba bien planteada para hacer frente a la situación de crisis y romper la tendencia de grandes ferias aburridas, salvo algunos absurdos mano a mano. Pero se les torcieron los carteles con varias sustituciones y la mayor parte de las figuras no dio la talla.
Y Zaragoza, otro producto de Taurodelta, como Madrid, con carteles malos, más sustituciones que nunca y, en consecuencia, deserción del público, la única feria de las grandes en la que se vieron demasiadas calvas coincidiendo con los días de relleno. Y ya saben: los días de relleno no hay lleno. Debut muy malo de los Choperitas.
Mirad que es difícil que coincidan cinco fiascos en las ferias que son el gran escaparate, lo que vende, pero así fue.
Ya que para el año próximo tienen tantos toros, elijan mejor, aparten a los fracasados, y que los toreros aprieten –que serán los mismos- porque esto está para temblar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada